10 prácticas que te ayudarán si te sientes cansado por la mañana

 

Si con frecuencia te sientes cansado por la mañana, mira y aplica desde hoy estas 10 sencillas prácticas que te ayudarán a descansar mejor

 

¿Te ha pasado que cuando despiertas por la mañana te sientes cansado a pesar de haber dormido un número suficiente de horas? Aunque no lo creas, esto es algo mucho más común de lo que piensas. Si te identificas con esa situación y has detectado que se repite frecuentemente, posiblemente tienes algunos hábitos no tan positivos que están interfiriendo con tu descanso. La buena noticia es que existen varias acciones correctivas que son bastante sencillas de aplicar y que pueden ayudarte para evitar que esto suceda. ¡Toma nota y trata de hacerlas desde hoy! 

 

Cafeína

 

El café es delicioso. Es una de las bebidas favoritas y muchas personas la tomamos para arrancar el día. La realidad es que, aunque tú no sientas que afecta tu descanso, diversos estudios médicos han demostrado que el efecto de esta sustancia puede durar hasta 8 horas en el organismo, actuando directamente sobre el cerebro y otros órganos y afectando la calidad del sueño. En otras palabras: tomar bebidas con cafeína podría hacer que tu cerebro siga trabajando mientras duermes y que eso no te deje descansar correctamente. Por eso te recomendamos que evites tomar café, té, refrescos y otras bebidas con cafeína después de la hora de la comida. De esta manera, le darás la oportunidad a tu cuerpo de eliminar totalmente esta sustancia antes de dormir.

Café invested

 

Deshidratación

La falta de hidratación también puede provocar una sensación de sueño o cansancio. Esto se debe a que todos los órganos del cuerpo necesitan suficiente cantidad de líquidos para trabajar correctamente. Procura tomar suficiente agua natural, la cantidad recomendada por lo general es de 2 litros al día pero puedes saber si estás hidratado al ver que tu orina sea transparente e incolora. Si bien las bebidas como jugos y refrescos pueden quitarte la sed, la realidad es que el agua natural te hidratará muchísimo más. Recuerda que un cuerpo bien hidratado funciona mejor y tiene más vitalidad.

 

Horarios

Nuestro cuerpo es una máquina perfecta y si eres disciplinado con ella, sus resultados serán mucho mejores. Esto aplica a varios hábitos, uno de los principales, los horarios. Regula tus horarios tratando de dormirte y despertarte siempre a la misma hora. Sí, incluso los fines de semana. Esto ayudará a que las funciones de tu cuerpo se ordenen de forma natural, tu reloj biológico estará de tu lado y de esta forma podrás conseguir un descanso más profundo durante la noche y mucha mayor productividad durante el día. Es posible que al principio te sientas cansado o te cueste trabajo, pero una vez que tu cuerpo se acostumbre verás cómo te sientes mejor.


Alcohol y tabaco

El alcohol y el tabaco, tienen químicos que entran directo a nuestro organismo. Ambos tienen efectos sobre el sistema nervioso central y si bien, consumiéndolos moderadamente no tienen por qué afectar tu salud, la realidad es que estas sustancias pueden alterar también la calidad del sueño. La recomendación de los especialistas es que reduzcas su consumo y de ser posible hay que evitarlos por completo un par de horas antes de dormir.

 

Ejercicio moderado

Además de todos los beneficios de salud y bienestar, que ya sabemos que el ejercicio le da a nuestro cuerpo, el descanso es uno más. Por eso es importante que procures hacer ejercicio, de preferencia por la mañana, para que tu cuerpo se canse y se sienta listo para descansar por la noche. Las personas que hacen ejercicio con regularidad, aseguran que se sienten llenos de energía durante el día y duermen mejor por la noche. ¡inténtalo!

Invested ejercicio

Silencio y oscuridad

En el pasado cuando no había motores ni energía eléctrica, en las noches había oscuridad y silencio, por lo que este es el ambiente ideal que el cuerpo necesita para descansar. Por eso te recomendamos que busques que tu ambiente sea propicio para dormir. Si tu habitación es ruidosa considera colocar vidrios dobles en las ventanas o consigue tapones para los oídos. También hay quienes tienen una máquina de ruido blanco o incluso colocan un ventilador para aislar el ruido del exterior. Lo mismo sucede con la iluminación: instala cortinas blackout para tener un ambiente más oscuro y así conciliar un sueño más profundo. Si tu habitación es silenciosa y oscura tu cuerpo descansará mejor.

 

Trabajo

Evita trabajar al menos una hora antes de dormirte. Si sigues resolviendo situaciones, atendiendo llamadas o mandando correos electrónicos hasta antes de acostarte, tu cerebro se irá a dormir todavía muy activo. Esto hará que le cueste más trabajo “apagarse” para descansar. En cambio si un par de horas te desconectas del trabajo, le estarás dando la oportunidad a tu cerebro de desconectarse y dejar de pensar en los pendientes, problemas o retos que tienes que enfrentar. Podrá apagarse y enfocarse en descansar y en ayudar a tu cuerpo a reponerse durante las próximas horas.

Invested trabajo

Celular

 

Hay muchas personas que tienen el hábito de checar el celular antes de dormir o incluso en la cama. Esto tiene importantes repercusiones en tu calidad del sueño porque la luz blanca emitida por aparatos como el celular activan a las neuronas e interfieren directamente con la producción de la hormona del sueño. Si tienes el hábito de checar tu celular ya cuando estás por dormir, elimínalo desde hoy. Coloca tus dispositivos en modo avión durante la noche para que nada interrumpa tu descanso.

 

Necesidades fisiológicas

 

Evita ir a dormir con hambre, frío o ganas de ir al baño. Si tu cuerpo está incómodo o te sientes inquieto, no podrás descansar fácilmente. Lo mismo sucede si cenas demasiado y te vas a dormir con una sensación de pesadez o si tienes sed. Busca que tu cuerpo esté relajado y satisfecho antes de ir a dormir para que ninguna molestia física sea un obstáculo para tu descanso.

 

Relajación

 

Practicar meditación o algunos ejercicios de respiración antes de dormir puede ayudarte a relajarte y a desconectar tu mente de los problemas diarios. 10 minutos pueden ser suficientes para conseguir un estado de paz mental. También rociar algún spray de aromaterapia sobre tus sábanas o tomar un té de hierbas relajantes ayudará a que tu cuerpo vaya soltándose. Esto te pondrá en un estado ideal para comenzar a descansar. ¡Inténtalo!

 

Si ya probaste estas opciones y aún sigues despertando con esa sensación de cansancio, es importante que te revise un médico a la brevedad para descartar algún problema físico y en su defecto atenderlo y solucionarlo.

 

Esperamos que estos tips te hayan resultado útiles y que a partir de ahora descanses mejor. ¡Muchas gracias por leernos! El equipo de Invested.