¿Qué son? ¿Cómo manejarlas correctamente? y sobre todo: ¿Por qué no nos gusta hablar de ellas? Hoy hablemos de Finanzas Personales.

 

El término Finanzas Personales está de moda. Cada vez escuchamos más al respecto y hay muchos expertos, empresas, talleres y demás que están buscando informar al público en general acerca de esto. ¿Pero qué son? Empecemos por definirlas.

Finanzas personales y economía doméstica Invested

¿Qué son las Finanzas Personales?

Las finanzas personales se refieren a cómo una persona o una familia hace sus presupuestos, ahorra y gasta su dinero, considerando riesgos financieros, acontecimientos futuros y necesidades. Dentro de las finanzas personales también entran el manejo y contratación de cuentas bancarias, tarjetas de crédito, seguros e impuestos. Se empezó a estudiar y hablar del tema apenas a principios del siglo XX.

 

Organizar y Planear

La mejor herramienta que podemos tener para conseguir un manejo óptimo de nuestras finanzas personales es la organización y planeación. Si bien, es muy lógico que no deberíamos de gastar más de lo que ganamos, herramientas como las tarjetas de crédito han conseguido que los consumidores compren cosas que en realidad no pueden pagar, endeudándose en muchas ocasiones por fuertes cantidades o durante años. Hay muchas razones por las que las finanzas personales se han vuelto una gran área de oportunidad y afortunadamente un tema del que se está hablando cada vez más con lo que se está generando conciencia en los consumidores.

Dolar rompecabezas invested

¿Por qué no manejamos bien nuestras Finanzas Personales?

Existen muchas razones por las que no tenemos una gestión correcta de nuestros recursos. Aquí analizamos algunas de las más frecuentes:

 

  1. Por falta de educación financiera

Si en tu casa o en la escuela jamás te enseñaron a administrar tu dinero, es muy probable que cuando entres a tu primer trabajo no tengas idea qué hacer con tu salario y lo gastes sin planeación. La buena noticia es que siempre estás a tiempo de educarte con relación al tema. Hay excelente literatura, seminarios, cursos presenciales y en línea, blogs y mucha información al alcance de la mano. Si consideras que no manejas bien tus finanzas personales porque nadie te enseñó a hacerlo, todavía estás a tiempo de aprender.

 

  1. Por sentido de pertenencia

Es cierto que vivimos en una sociedad donde los bienes materiales son considerados símbolos de poder y estatus. Por esto, es muy común comprar bienes que no necesitamos para aparentar cierto nivel socioeconómico o estar a la altura de nuestro grupo social. Sin embargo, si tu forma de gastar evita que tengas un ahorro o peor aún que tengas deudas, es momento de reconsiderar si vale la pena y revisar si tienes la posibilidad de mantener ese nivel de vida. Si tu respuesta es no, tienes dos opciones: hacer un ajuste en tu forma de vivir o buscar mayores ingresos que te permitan vivir como quisieras. Haz un presupuesto, sé honesto contigo mismo y revisa tus prioridades.

 

  1. Por los mitos o creencias.

“La gente rica es mala” o “Maldito millonario”, ¿te suenan estas frases? Estos son tan solo dos de los mitos alrededor del dinero que pueden hacer que estés autosaboteando tu capacidad de generar ingresos. De igual manera sentimientos de culpa o lealtad hacia alguien que quieres, (por ejemplo tener pensamientos tipo “cómo voy a ser más rico que mi papá, esto sería como traicionarlo”), son más frecuentes de lo que creemos. Analiza qué sientes alrededor del dinero. ¿Te incomoda? ¿Te da culpa gastarlo? ¿Te cuesta generarlo? Para tener unas finanzas sanas, es básico que primero sanes tu relación con el dinero. Es importante que reconozcas estos mitos o creencias y los trabajes y elimines de tu vida desde ya. La base para tener unas finanzas personales sanas es tener justo eso: una relación sana con el dinero.  

 

  1. Por miedo

Mucha gente tiene miedo al dinero y por lo mismo evitan ganar o ahorrar lo suficiente. Gastar de más puede ser el primer paso de este sabotaje. ¿Pero por qué miedo? Estas son algunos de los miedos más frecuentes con relación al dinero:

  • Nunca tendré suficiente dinero
  • ¿Qué haría si tuviera mucho dinero? No sabría cómo manejarlo.
  • No entiendo nada de dinero.
  • Me da miedo tener mucho dinero y luego quedarme sin nada.
  • ¿Qué pasa si por tener mucho dinero me secuestran o me lo roban?

 

¿Te identificas con estos pensamientos? Si es así, puede ser que tu miedo haga que manejes de forma incorrecta tus finanzas personales. Te recomendamos que estudies lo más que puedas con relación al dinero. Mientras más sepas de finanzas, de ahorro, de inversiones y de las opciones que tienes, menos miedo te va a dar generar y manejar correctamente tu dinero. Suena lógico, ¿no crees?

  1. Por tener buenos modales

Así como lo oyes. Mucha gente considera que hablar de dinero es de mala educación, de mal gusto. Hay quienes consideran que una persona que habla de dinero está siendo presuntuosa o grosera y por lo mismo evitan hablar de dinero. Sí es cierto que no es conveniente hablar de dinero en cualquier lugar o con cualquier persona, pero debes de tener la capacidad de hablar de dinero con tu pareja, tu jefe, tu contador, tu familia y sobre todo contigo mismo. Poder hablar de dinero sin culpa o vergüenza, te va a permitir organizar tus finanzas mucho mejor. Sobre todo si es algo que te cuesta trabajo, hablar de dinero podría facilitarte el pedir ayuda y aprender a hacerlo mejor. Olvida los buenos modales y atrévete a hablar de dinero, tu cartera te lo agradecerá. 

  1. Por flojera

Administrar el dinero requiere cierta disciplina y tiempo que no todo mundo quiere invertir. Sentarte a hacer cuentas, a planear, a hacer presupuestos y planes es algo que idealmente deberíamos de hacer de manera semanal o al menos mensual. Sin embargo es poca la gente que se sacude la pereza y se da a la tarea de revisar sus estados financieros. Una hora a la semana puede hacer la diferencia que le urge a tus finanzas personales. Resérvate un espacio, puede ser siempre el mismo día a la mis hora y revisa tus números. Verás que pronto notarás el cambio.

Finanzas personales invested

¿Qué puedes hacer hoy para manejar mejor tus finanzas personales? Mira y aplica desde hoy estos 5 tips:

  1. Siéntate una hora a la semana a revisar tus ingresos y gastos. Anota cada día todo lo que gastes, hasta lo más pequeño y considéralo en esta revisión.
  2. Evita gastar más de lo que ganas, recorta gastos superfluos y planea con un presupuesto.
  3. Ahorra, sobre todo pensando a largo plazo pero comenzando desde hoy.
  4. Prepárate y trata de aprender todo lo que puedas con respeto al buen manejo del dinero. Mientras más sepas, mejor lo harás.
  5. Si a pesar de intentarlo no consigues manejar correctamente tus finanzas personales, pide ayuda.

 

Esperamos que este artículo te ayude a mejorar tu relación con el dinero y a sanar tus Finanzas Personales. Muchas gracias por leernos.

El Equipo de Invested.