Al contratar un crédito hipotecario hay algunos gastos que puedes no estar contemplando y que pueden influir en tu decisión de compra.

Algunos de estos gastos son:

  • Gastos operativos de apertura de crédito
    Son los que realiza la institución bancaria en el estudio socio económico y consulta de buró de crédito. La aprobación de este crédito suele tener un costo del 1% del valor del inmueble y se incluye en el monto a financiar.

  • Avalúo
    Es una estimación del valor de mercado del inmueble que deseas adquirir. El banco lo utiliza para determinar el monto del crédito que puede aprobarte.

  • Escrituración y otros gastos notariales
    Suelen representar del 7% al 9% del valor del inmueble, por lo que es importante considerarlo antes de la decisión de compra.

  • Enganche
    Es el pago inicial que requieres hacer sobre el valor total del inmueble y que no es sujeto de crédito. Las instituciones financieras suelen requerir que este monto sea del 10% al 20% del valor del inmueble

 

CAT vs. Tasa de Interés

Seguramente te has preguntado, en qué debes de fijarte al momento de contratar un crédito hipotecario, ¿CAT o Tasa de Interés?

Empecemos por la tasa de interés. La tasa de interés es la cantidad que la institución financiera te estará cobrando de manera anual por el crédito que te dan. Esta tasa se calcula sobre el valor a financiar del inmueble y normalmente, por cómo se construye la amortización del crédito, estarás pagando una cantidad mayor de intereses al inicio del crédito.

El CAT es un indicador que resume el costo total del crédito y que, además de la tasa de interés, contempla otro tipo de gastos como las comisiones bancarias que estarás pagando, seguros obligatorios que debes contratar y otros gastos por servicios financieros.

Entonces, ¿en cuál me fijo?

Un primer buen indicador es comparar los créditos hipotecarios por quién tiene un CAT más bajo, pues es un valor más aproximado de todos los pagos que tendrás que realizar de tu crédito hipotecario. Si, la tasa de interés es también un buen indicador, pero existe la posibilidad de que un crédito tenga una tasa menor a otro, pero por todos los otros gastos necesarios sea una opción mucho más cara.

 

¿Sabías que? 

En México una hipoteca se contrata con plazos de 10 a 35 años y si consideramos que en 2020 la tasa de interés de este tipo de créditos puede ser de 9.5% hasta 16.25%, podrías estar pagando hasta casi 4 veces el valor actual del inmueble.

 

 


 

Te invitamos a leer nuestras publicaciones de blog, dónde encontrarás más información útil para tus ahorros, gastos, inversiones y cómo alcanzar un Bienestar Financiero.

¡Ir al blog!