Para muchas de las personas que tienen hijos, uno de los grandes objetivos que se pueden tener es cubrir la educación universitaria de ellos, pero ¿cómo hacerlo?

Existen en el mercado diferentes productos financieros que te pueden ayudar a alcanzar este objetivo, ninguno mejor que otro más bien con cualidades diferentes que pueden ajustarse mejor con tu perfil.

Aquí te platicamos de 3:

 

  • Seguro de Educación

    Es un seguro que tiene como objetivo cubrir el pago de la educación universitaria de tus hijos. Se define un monto objetivo y se calculan las aportaciones mensuales necesarias.

    Tiene una gran ventaja que al poder domiciliar los pagos el ahorro es “automático” y no tendrás que preocuparte por hacer los movimientos necesarios mes con mes. Alguna de sus desventajas es que, si bien estamos asegurados en caso de fallecimiento o invalidez durante el plazo del seguro, el rendimiento que tienen nuestras aportaciones suele ser muy bajo y en algunos productos, los recursos al final deben ser entregados directamente a una institución educativa.

     

  • Seguro de ahorro

    Podríamos decir que tiene las mismas características del seguro de educación, pero aquí los recursos son entregados a nosotros al término del plan. Así, si al final tus hijos deciden optar por otro modelo de educación distinto al modelo tradicional, puedes disponer de los recursos como tú elijas.


  • Ahorro + Seguro de vida

    Una estrategia alterna a un producto tradicional de seguro educativo es crear un plan de ahorro e inversión y contratar una póliza de vida e invalidez.

    En este caso los recursos que nosotros estemos ahorrando de manera mensual pueden conseguir una tasa de rendimiento más competitiva (claro, siempre que tomemos las decisiones de inversión adecuadas y diversifiquemos) y al mismo tiempo estamos cubiertos si algo llegara a pasarnos y además, este tipo de coberturas suelen ser de menor costo a las dos opciones anteriores, pero tiene la desventaja que al nosotros crear el plan de ahorro e inversión, necesitamos una mayor disciplina y constancia, pues no todos los productos de inversión nos ofrecen la domiciliación del ahorro.

 

Algo que también debes tener en cuenta es el costo actual de la educación y su costo proyectado para el año en que tus hijos entren a la universidad, pues las colegiaturas universitarias suelen tener una inflación anual cercana al 10%, entonces es posible que definamos de forma incorrecta el objetivo por alcanzar.

 

Sabías que…

EL costo de la educación universitaria suele tener una inflación anual cercana al 10%, esto quiere decir que para 2038 el costo de una carrera en algunas de las mejores universidades privadas del país puede superar los $4 millones de pesos.

 


 

Te invitamos a leer nuestras publicaciones de blog, dónde encontrarás más información útil para tus ahorros, gastos, inversiones y cómo alcanzar un Bienestar Financiero.

¡Ir al blog!