¿Has pensado el impacto que tiene el estrés de tus colaboradores en la productividad y retención de la empresa?

La pandemia del COVID-19 ha forzado a las organizaciones a adaptar nuevas formas de trabajo que no se encontraban sobre la mesa antes del 2020. El trabajo del 100% de la plantilla laboral en modalidad home office, programas de bienestar mental y físico u adaptaciones en horarios de trabajo eran impensables.

De acuerdo con una encuesta realizada por PWC México, a inicios del año 2020, 55% de los líderes financieros creían que la productividad de los trabajadores se vería afectada al instituir home office como medio principal de forma de trabajo, para mediados de junio del mismo año, tan sólo el 17% continuaba pensando lo mismo.

Hoy en día, los directivos de Recursos Humanos se encuentran en la búsqueda constante para priorizar el bienestar integral de sus colaboradores. Si bien, el enfoque de la salud ha sido fundamental durante esta emergencia sanitaria, también lo ha sido el bienestar físico y el bienestar financiero.

Pero, ¿qué es el bienestar financiero?

En Invested lo definimos cómo progresar hacia tus objetivos financieros, con un plan claro para lograrlos mientras disfrutas del camino.

Es un beneficio que las grandes organizaciones han implementado para sus empleados con el objetivo de ayudarles a mejorar su situación en cuestión de finanzas con ayuda de programas de educación financiera básica, Financial Planners especializados y uso de plataformas digitales.

Un trabajador promedio mexicano pasa alrededor de 9 horas a la semana preocupado por temas financieros, afectando directamente su productividad en el lugar de trabajo. De acuerdo con la 10ma Encuesta Anual de Bienestar Financiero en Empleados de PwC Estados Unidos, el estrés financiero en los trabajadores ha incrementado a consecuencia de la pandemia en 63% de éstos. Las finanzas son la principal causa de estrés, arriba de las categorías salud, trabajo y relaciones todas juntas.

Entre los hallazgos que se encuentran con la encuesta, se resalta que el 72% de las personas que dijeron encontrarse estresados por temas financieros, están dispuestos a buscar otras ofertas laborales en empresas que prioricen el bienestar integral de sus colaboradores. Este resultado es un reflejo de cómo la falta de programas bienestar financiero en las empresas puede afectar de manera directa la productividad y rotación de los empleados.

Apoyar a sus empleados e invertir en su bienestar no solo le brinda un beneficio al capital humano, también impulsa los resultados de la empresa misma. Invertir en programas de bienestar para los colaboradores, se ha convertido en una tarea necesaria para los directivos de Recursos Humanos en esta época llena de retos. Acércate a nosotros para conocer nuestros diversos programas de bienestar financiero y comienza a impulsar la productividad y retención de tu plantilla.