Hemos hablado ya en varias ocasiones de la importancia de reservar cierta cantidad de dinero y también de las ventajas de automatizar tu ahorro. Pero una vez que tienes algo de dinero, ¿debes de ahorrarlo o invertirlo? Revisemos tus opciones.

 

¿Es mejor ahorrar o invertir?

La verdad es que en este caso no existe una respuesta correcta para esta pregunta. Habrá momentos en donde lo ideal para ti sea ahorrar y otras ocasiones en las que te convendrá sin duda mucho más invertir. Entonces vamos a revisar qué es ahorrar y qué invertir para poder decidir qué es mejor para ti.

 

¿Qué es ahorrar?

De acuerdo al diccionario de la Real Academia de la lengua, ahorrar es reservar una parte de los ingresos ordinarios, guardar dinero como previsión para necesidades futuras o evitar un gasto o consumo mayor (como ahorrar agua, por ejemplo). En otras palabras guardar lo que tienes para utilizarlo después.

 

¿Qué es invertir?

Revisando el significado de esta palabra, encontramos la siguiente definición: Invertir es emplear una cantidad de dinero determinada en un proyecto o negocio para conseguir ganancias posteriormente.

 

Entonces revisemos cuáles son las diferencias entre ahorrar e invertir.

Ahorrar consiste reservar cierta cantidad de dinero para usarlo más adelante. Simplemente la guardas (en una cuenta del banco, en una alcancía, en tu caja fuerte, etc.)  y listo. Cuando ahorras es para tener un fondo de emergencias, o para comprar algo en particular y reúnes la cantidad suficiente para utilizarla en el futuro.

En cambio, cuando estamos hablando de hacer una inversión se trata de poner tu dinero a trabajar. A través de distintos instrumentos, las inversiones te ayudan a que tu capital crezca. Invertir es usar el dinero que tienes actualmente para obtener rendimientos o ganancias en el futuro.

 

¿Entonces qué es mejor?

No es que una sea mejor que otra. Hay veces que te conviene ahorrar y otras invertir, muchas personas tienen ahorros y también inversiones. La decisión depende totalmente de tus objetivos. 

 

Cuándo debería de ahorrar

Si el día de hoy no tienes un fondo de emergencia, lo ideal es que empieces a ahorrar. Tener un fondo de emergencia te va a traer muchos beneficios: vas a estar más tranquilo sabiendo que tienes ese respaldo ante cualquier imprevisto, no te sentirás tan preocupado de quedarte sin empleo o ingresos, podrás tener un poco más de flexibilidad en tus decisiones financieras, etc. La cantidad mínima que se recomienda tener en tu fondo de emergencias, es el suficiente dinero para poder cubrir tus gastos básicos durante 6 meses. Si te cuesta trabajo ahorrar busca automatizar tu ahorro. En muchas empresas tienen fondos o cajas de ahorro, puedes inscribirte a uno de estos programas. También en algunos bancos puedes pedir que te retiren de forma automática determinada cantidad mensual por ejemplo, que te devolverán al término de un periodo. Esta es otra forma de automatizar tu ahorro y hacerte el hábito de ahorrar.

 

Invertir

Por otra parte, si ya tienes algo de dinero reservado, ¡felicidades! Entonces puedes empezar a invertirlo. Cuando lo inviertes recibes intereses sobre el dinero que invertiste. Están los intereses simples, que son los intereses sobre el capital, o sea la cantidad inicial que metiste a esa inversión. Además vienen los intereses compuestos que son los intereses que se generan sobre tu capital y sobre los intereses previamente generados. En otras palabras, el dinero que inviertes genera intereses y esos intereses generan más intereses. Tu dinero crece y mientras más inviertas, mejores resultados tendrás.

También es importante que sepas que existen distintos tipos de inversiones de acuerdo a sus características de manejo y a los intereses que puedes obtener. Hay inversiones a corto y largo plazo, de bajo riesgo y de alto riesgo. 

 

Inversiones a corto o largo plazo

Las inversiones a corto plazo te permiten disponer del dinero en periodos más cortos, a diferencia de las inversiones a largo plazo, en donde puedes recibir una penalización por retirar el dinero antes de tiempo. Una inversión a corto plazo puede permitirte sacar tu dinero diario y una a largo plazo podría ser a 20 años, por ejemplo.

Calculadora invested-1

Inversiones de bajo o alto riesgo

Hay inversiones que te dan muchos intereses porque son más riesgosas. Esto significa que así como puedes ganar mucho, puedes perder también dinero al elegirlas. En cambio una inversión de bajo riesgo o conservadora, te va a dar una cantidad pequeñita pero constante. Tu dinero está asegurado y siempre vas a recibir una ganancia al no ser una inversión riesgosa.

 

En pocas palabras: por lo general las inversiones de bajo riesgo te dan menos intereses pero son muy seguras (no pierdes tu dinero), en cambio las inversiones de alto riesgo te dan más intereses pero también puedes perder dinero dependiendo del comportamiento del mercado.

 

¿Cómo sé si me conviene o no invertir en algo?

Para asegurarte que tu dinero verdaderamente está generando ganancias, busca inversiones que te den intereses superiores a la inflación en tu país. En los medios de comunicación especializados en finanzas puedes encontrar algo de información y en internet también.  Eso sí: antes de invertir investiga y recuerda que es importante que tomes decisiones inteligentes con respecto a tu dinero. Elige plataformas serias y si decides contratar a un asesor financiero o invertir tu dinero por tu parte investiga para que tengas la mayor cantidad de información disponible.

El mercado tiene una gran cantidad de opciones a la hora de tomar decisiones con respecto a tus inversiones y si no eres experto, podría llegar a ser abrumador. Si quieres conocer las opciones más adecuadas para ti y no sabes por dónde empezar, nadie como tu asesor financiero puede recomendarte un plan que se adecue a tus necesidades.

 

En conclusión:

Como ves, puedes combinar ahorro e inversión para tener un respaldo económico más robusto. Así podrás tener distintas cuentas que te sirvan por una parte para cumplir tus proyectos a mediano plazo, para tener un fondo para emergencias o de gastos imprevistos y también para planear tu ahorro para el retiro desde ahora y poder reunir una cantidad considerable que te sirva para vivir un ahorro verdaderamente digno.

 


Te invitamos a leer nuestras demás publicaciones que te orientarán para alcanzar tu balance financiero.

¡Ir al blog!