Son muchas las personas que dicen que se les va el dinero y no saben ni cómo. Detecta si tienes fugas en tus finanzas y cómo prevenirlas.

 

Muchas veces no nos damos cuenta en qué estamos gastando, pero vivimos con la eterna sensación de que simplemente no podemos ahorrar. El primer paso para ahorrar es dejar de gastar en cosas que no necesitamos y para eso necesitamos ver por dónde se nos está fugando el dinero. Aquí van 7 tips prácticos que puedes aplicar desde esta semana para empezar a ahorrar de inmediato. ¿Te animas?

 

Ofertas

Las simples palabras oferta o descuento llaman nuestra atención. Nos encanta la sensación de comprar algo aprovechando que cuesta menos. Pero no lo hagas. Te recomendamos que te alejes en la medida de lo posible de las ofertas, porque puede ser que termines comprando algo que no necesitas sólo porque está barato. Seguramente te ha pasado alguna vez, ¿cierto? Claro, puede ser que sea una gran oportunidad y hay ofertas que claro que vale la pena aprovechar. Aquí va nuestra recomendación: si algo te gusta, analiza la oferta, piénsalo, considera si en verdad lo necesitas y si tu respuesta es positiva, vuelve después para comprarlo. Lo mismo aplica para las compras en línea: no compres por impulso algo que ves de pronto. Tómate un rato para pensarlo y analizar todas las opciones. Comprar algo que no necesitas sólo porque está en oferta, puede salirte más caro.

 

Telefonía celular

Hoy en día no nos imaginamos nuestra vida sin el teléfono celular. La mayoría de las personas preferimos regresarnos si olvidamos el celular que la cartera. Por eso no te recomendamos que renuncies a este servicio, pero sí tenemos algunas ideas para que gastes menos en telefonía celular. En primera, los planes de telefonía celular suelen ser más económicos que las recargas o planes de prepago. Si eres de los que prefiere comprar fichas y recargar tu saldo, haz cuentas, te sorprenderás. Ahora, si eres de quienes actualmente tienen un plan de postpago, revísalo: ¿estás usando todo lo que pagas? ¿existe algún plan más económico que cumple con tus necesidades? Las compañías de telefonía celular suelen sacar promociones y planes que pueden incluir todo lo que necesitas pagando mucho menos de lo que estás pagando ahorita. Revisa tu plan hoy mismo, compara las opciones que existen y elige la mejor opción para ti. Incluso en algunas compañías ya puedes hacerlo por internet, con lo que ni siquiera tienes que desplazarte al centro de servicio y puedes reducir tus gastos por este concepto a partir de tu siguiente factura.

 

Televisión por cable, internet y telefonía fija

Al igual que los planes de telefonía, nuestros planes de televisión por cable, internet y teléfono fijo pueden quedarnos grandes. Revisa con tu compañía las opciones que tienen y elige una adecuada para ti y para tu presupuesto. Compara compañías, promociones, los servicios que incluyen y toma decisiones inteligentes. ¿Necesitas televisión por cable cuando en realidad sólo ves series por internet? o ¿es necesaria esa línea telefónica en casa? Revisa tus hábitos de consumo y recorta lo que no estés utilizando actualmente. Tu cartera te lo agradecerá.

 

Compra por la razón correcta

En algunas ocasiones compramos cosas que no necesitamos por ansiedad, por tristeza, por alegría o por querer aparentar algo. Puede ser comida, ropa, tecnología que nos dan una sensación temporal de calma. El problema es cuando recibimos el estado de cuenta de la tarjeta de crédito y vemos todo lo que gastamos. Por eso mejor antes de realizar cualquier compra, siéntate un momento, revisa tu presupuesto, analiza tus razones y después dirígete a comprar. Tendrás cosas que realmente te gustan, usas, te sirven y compraste porque las necesitabas.

 

Compra sin hambre

Otro buen tip es ir sin hambre a hacer tus compras de supermercado. Cuando vas con hambre al súper es mucho más fácil que caigas en tentaciones de antojos, comida chatarra o productos que se ven atractivos en el empaque. Antes de ir al súper revisa en casa qué necesitas, haz una lista y apégate a ella. Puede ser que de última hora recuerdes que necesitabas algo más y lo eches al carrito, por eso también te recomendamos revisar justo antes de formarte en la caja si en realidad necesitas todo lo que estás llevando. Aunque puede sonar un poco obvio, en un tip que vale la pena recordar. También toma en cuenta que es perfectamente válido retirar cosas de tu carrito de compras si te das cuenta de que es una compra por impulso o innecesaria. Si de plano los antojos son superiores a ti, date permiso de una o dos indulgencias. Nada más. No se trata de castigarte, sino de cuidar tus finanzas y evitar comprar por comprar.

 

Cuidado con el marketing de empuje

Muchas veces nos ofrecen la versión grande a una diferencia de precio muy pequeñita con respecto a la mediana: por ejemplo el refresco o las palomitas grandes en el cine por sólo 3 pesos más o contrata servicio de televisión por cable para un aparato extra por sólo $250 pesos más al mes. La mayoría de las veces decidimos aceptar la oferta más, por un simple proceso mental. Al comparar la diferencia de precio contra lo que estamos recibiendo, nos resulta muy difícil resistir la tentación. Sentimos que vale la pena pagar ese poquito extra por el costo/beneficio de lo que estamos recibiendo. Esas opciones nos hacen considerar que estamos frente a una gran oportunidad que no podemos dejar pasar, pero en realidad sólo nos están haciendo gastar un poco más en comprar más de lo que queremos o necesitamos. Aprende a decir qué no.

Vivimos en un mundo con una oferta de consumo enorme y a veces es fácil caer en compras de cosas que no necesitamos ni queremos por impulso, por aprovechar la oferta o por sentirnos mejor con nosotros mismos. Te recomendamos tener en cuenta estas recomendaciones, aplicarlas desde hoy en tu día a día y empezar a ahorrar en esas pequeñas cosas que están drenando tus finanzas.

 


 

No te pierdas más consejos para lograr una estabilidad financiera,

te invitamos a leer nuestros demás contenidos.

¡Ir al blog!